Rodolfo Cruz García, catador certificado: » Desde muy pequeño tengo la experiencia con los cafés especiales ya que nací en el campo, y mis padres eran productores netamente de café.

Ser catador de café es una profesión muy especializada que, en Perú, uno de los pocos certificados es Rodolfo Cruz. Con más de 22 años en la industria del café, pero toda una vida dedicada a su cultivo ya que creció y nació en el campo, en la sierra de Piura. Actualmente es el responsable del área de control de calidad, de análisis físico y sensorial, en la cooperativa Agraria Norandino, es catador certificado Q Grader, siendo la persona que se encarga de identificar las mejores cepas, para que el café que produce Inkaworld pueda distribuirse a nivel internacional.

Según Rodolfo la experiencia del café es una pasión que la lleva en la sangre ya que creció entre los cultivos de sus padres, por lo que aprendió a identificar un buen café desde la siembra, así como también a conocer todos sus procesos hasta llegar al consumidor final. “Para encontrar una buena calidad de café, primero debemos saber cuál es la variedad, conocer el trabajo del productor y la ubicación geográfica. Nosotros aquí en la cooperativa trabajamos con cafés especiales, de producción orgánica, que se cultivan desde los 1,200 metros hasta los 2,000 metros sobre el nivel del mar.”

EL ARTE DE CATAR UN BUEN CAFE

Rodolfo es catador certificado por el SCA (Specialty Coffee Association of America) y cuenta con la licencia de catador de café Q Grader, el programa de educación más reconocido mundialmente para profesionales del sector del café, solo 3,500 personas en todo el mundo cuentan con esta certificación, y en el Perú solo 55 profesionales del café llevan dicha distinción.

Su gran experiencia y conocimiento del café, lo llevaron a tener reconocimientos internacionales, siendo un referente importante para la industria, por lo que ha viajado en reiteradas ocasiones a países como Alemania, Estados unidos, Canadá, y a gran parte de Centro América, especialmente como jurado para calificar los mejores cafés del mundo.

Rodolfo, prepara cuidadosamente las muestras para enseñarnos como se realiza una sesión de cata, que según estándares de calidad debería tener una duración entre 35 a 40 minutos. Su trabajo es olerlas, reconocer sus aromas, saborear con suma delicadeza y sentir sus particularidades. Después de percibir sus atributos, escupe la muestra sin ingerirla y luego pasa a la siguiente; mientras tanto nos explica brevemente el significado de un café con sabor a chocolate, o de sabores afrutados, con sabores a panela, o con fragancias a especies.

También nos habla sobre Los principales atributos organolépticos de un café como son el aroma, sabor, cuerpo, acidez y amargor, así como también el color, textura, crema, con diferentes características como el tostado, la variedad del café y lugar de origen, atributos que le permitirán darle una puntuación final a su sesión de Cata.

Hemos recibido verdaderamente una clase magistral de Cata en un laboratorio acondicionado especialmente para despertar todos los sentidos, al que Rodolfo llama “el corazón de la Cooperativa”, el único instituto autorizado en Perú para dar licencia a catadores y laboratorios que quieran certificarse.

En Perú considera Rodolfo, los productores han progresado mucho en cultivar cafés de alta calidad. El café es uno de los rubros de exportación más importantes del país: Siendo la cooperativa Norandino, donde lleva laborando 22 años, la que exporta el 10% por ciento de producción de café de todo el país, trabajando de la mano con 3,500 mil productores de café, quienes cuentan con 20 mil hectáreas, ubicadas principalmente en Piura, Lambayeque y Cajamarca.

“Nosotros como cooperativa apoyamos y capacitamos a nuestros socios productores quienes trabajan sus cultivos 100 % orgánicos, produciendo un café de alta calidad, y apoyamos a sus hijos ofreciendo becas y prácticas de 6 meses, no solo de café si no también de cacao y panela, esa es el verdadero sentir de nuestro trabajo y compromiso con nuestros agricultores y sus familias.”