Una famosa publicación de Nat Geo calificó al cacao blanco como el mejor del planeta.

Perú es actualmente el segundo productor de cacao orgánico del mundo, cuya calidad es reconocida internacionalmente. Además, es uno de los pocos países donde se cultiva cacao blanco, y la región de Piura es el epicentro para la siembra y cosecha de esta variedad de cacao, considerada la mejor del planeta.

Piura es una región exclusiva del Perú que cultiva cacao blanco, el cual se destaca entre otras variedades por su alta calidad, excelente aroma, sabor y baja acidez, así como por su alta tolerancia a las principales enfermedades que afectan al cacao.

Los sitios de producción están ubicados principalmente en las regiones de San Juan de Bigote y Chulucanas en la provincia de Morropón. Montero y Paima en la provincia de Ayabaca. y Tambogrande en la provincia de Piura. La producción de cacao blanco es exactamente de 450 toneladas al año, y se produce en una superficie de 120 hectáreas.

Los principales mercados de destino del cacao blanco en grano son los países de la Unión Europea con algo más de 230 toneladas, siendo Francia el principal consumidor con algo más de 150 toneladas.

Este informe de la reconocida publicación mundial Nat Geo, publicado en su sitio web oficial, afirma que Perú alberga 8 de las 10 variedades de cacao en el planeta, incluido el cacao blanco.

“Esta es la joya de la corona: el cacao de Piura es considerado el mejor del mundo y representa solo el 0,25% de la producción mundial”, destaca la publicación.

Maestros Europeos chocolateros europeos llegaron a esas plantaciones descubriendo nuevos aromas, sabores más delicados y menos amargos. A partir de ese momento, el cacao blanco se convirtió en una joya, conocida como ‘el mejor cacao del mundo’, el cacao criollo de corazón blanco.

En la comunidad de La Quemazón, en la provincia de Morropón, Piura, conocimos a Don Gerardo Pérez Jiménez, un experimentado productor de Cacao Blanco quien nos cuenta que aprendió a cultivarlo desde la época de sus abuelos, pero en aquel momento todo se vendía al mercado nacional y ahora gracias a la exportación recibe un pago justo por su trabajo. Hoy Gerardo junto a otros agricultores producen el cacao blanco, de sabores y matices diferentes, pero muy seductores para los consumidores de este producto único en todo el mundo.

El cacao de Piura hace que sea fácil distinguirlos. entre cítricos y fruta en boca sus notas con matices de frutos secos. Hablamos de un chocolate menos amargo y menos ácido, que contiene antocianina, un pigmento hidrosoluble responsable del color morado de las semillas en su interior, y que, entre sus propiedades nutritivas, fortalecen el sistema inmune del organismo, por lo que ayuda a prevenir el cáncer.

Este es un chocolate más especial, delicado y suave, cuyo sabor se debe a que durante la mayor parte del año el clima de la región de Piura es tropical. Un hecho que debe haber contribuido a que fuera nombrado uno de los “50 mejores granos de cacao a nivel mundial”, en el Salón del Cacao y el Chocolate de París.

Este hallazgo hizo que empresas chocolateras que habían gozado de una gran reputación en los años anteriores, luego de este descubrimiento, decidieran comprar cacao blanco del norte del Perú para hacer un chocolate especial y diferente, muy distinguido del habitual.